Altibajos y nuevas opciones

Cree-en-tíLas personas que nos dedicamos a lo artístico, y más en concreto a la danza, que es una de mis ramas, a diario nos encontramos con altibajos constantes, ya sea motivacional, de energía, saturación, lesiones…

¿Cómo hacer para sobrellevarlos y no morir en el intento?

Lo esencial, ya sea si aún te estás formando, te dediques a ello o las dos cosas (como es mi caso) es siempre: CREER EN TI.

Partiendo de esta base, a lo largo de nuestra trayectoria, experimentamos sensaciones diferentes de manera muy constante. En un mismo día, podemos tener autoestima alta al empezarlo, y a mitad del mismo, haber cambiado nuestro estado de ánimo por cualquier mínimo factor y caer en baja energía.

Algo que te puede ayudar, es ponerte pequeñas metas diarias, con las que poder tener un objetivo, y tan sólo el hecho de completarla, hace que tu estado de ánimo permanezca positivo.

Otro factor importante y beneficioso es el realizar actividades diferentes a la lo que haces en tu trabajo o formación. Soy consciente de que muchos bailarines sobretodo en su proceso de formación inicial, son muy propensos a vivir por y para la danza y ocupan todo su tiempo en ella. Es verdad que cuanto más tiempo le dediques, más aprendizaje adquieres con mayor rapidez, pero es importante que en algunos momentos del día o de la semana, inviertas tiempo en otras ramas por las siguientes razones.

  1. Hay más mundo y vida después de la danza (digo danza pero también vale para cantantes, actores, pintores, músicos…), personas diferentes con otras inquietudes y conocimientos, otros ambientes que te pueden hacer vivir nuevas sensaciones y aprender cosas que ni imaginabas.
  2. Desconectar de lo que haces diariamente te puede ayudar a tener una mejor energía cuando vuelvas a ello.
  3. Vida social. A veces nos olvidamos de que esto existe. Nos centramos tanto en nuestros objetivos que nos olvidamos el día a día y de las múltiples opciones que están a nuestro alrededor para compartirlas con las personas que queremos. Conocer gente nueva también nos beneficia.

A veces comenzamos a realizar otra actividad y resulta que a través de esta llegamos a otra que no sabíamos que existía o no sabías que te gustaba y descubres nuevas posibilidades, aportes que puedes introducir en tu actividad principal, nuevas amistades etc.

Realiza un ejercicio de reflexión durante unos segundos y escribe en un papel, en el móvil o donde quieras, que tres actividades nuevas que te gusten, no estás realizando y te gustaría comenzar.

Tomate tu tiempo, pon música relajante y reflexiona sobre qué nuevo quieres iniciar.

1_______________________________________

2_______________________________________

3_______________________________________

Cuando hayas terminado y tengas apuntado lo que hayas decidido, ponle una fecha de inicio y ponlo en un lugar visible para que te lo recuerde.

Lo que la mente del hombre puede concebir y creer, la mente del hombre lo puede alcanzar. Napoleón Hill

logo profano o sagrado copia